Tus enemigos financieros ¡se comen tu dinero!

Trucos para evitar los gastos hormiga.
¡Estos son capaz de robarte tu dinero!
septiembre 28, 2020
¿Comprar o Alquilar?
octubre 12, 2020

Tus enemigos financieros ¡se comen tu dinero!

Si sientes que se te esfuma tu dinero y te preguntas:

¿En qué lo gasté?
¿Qué tanto compré esta quincena?
¿Por qué no me ajusta?

Seguramente tienes varios enemigos silenciosos que te están robando el dinero de las propias manos. Es momento de montar una estrategia de vigilancia para proteger tus recursos.

Ponte manos a la obra, toma conciencia y crea buenos hábitos que te ayuden a cumplir metas.

1. Las tarjetas de crédito

Puede ser que tu mayor enemigo sea las tarjetas de crédito porque vives en un círculo vicioso de deudas, entras en un apuro de dinero para salvarte de otro y siempre estás gastando más de lo que ganas. Cuando utilices la tarjeta de crédito, procura que sea en artículos que necesitas, pero que quizás no puedes pagar de manera inmediata, y usa los meses sin intereses a tu favor. También puedes hacerlo si en la fecha máxima de pagos puedes cubrir el monto de contado

Para vencer a este enemigo ponte metas, como cancelar la deuda y no usar la tarjeta un mes, por ejemplo. Otra meta sería solo usarla para cosas básicas, como comida, combustible o medicamento sin gastar demás.

2. Las compras Compulsivas

Comprar por impulso, sin detenernos a razonar sobre nuestras prioridades, nos hace perder mucho dinero. Este enemigo nos quita el dinero que podríamos ahorrar o invertir en cosas más importantes a cambio de muchos artículos innecesarios.

Para evadirlo respóndete siempre esta pregunta ¿Qué pasa si no lo compro? y si no pasa nada entonces sencillamente no lo necesitas.

3. El ser aval

Este es uno de los peores enemigos, relacionados con el dinero, que una persona puede cometer. Ser aval es asumir que tú podrías pagar por algo que disfrutará otra persona. Si te lo proponen, aunque confíes en esa persona, evítalo porque nadie te repondrá el dinero que puedas llegar a perder. Puedes enfrentar un embargo u otras acciones legales. Para neutralizar este enemigo aprende a decir “NO”.

5. El dinero en efectivo

Para muchas personas llevar efectivo puede hacer que gaste menos, pero para otras es su principal enemigo. Algunos estudios muestran que pagar con efectivo te ayuda a gastar menos, pero la mayoría son hechos en países denominados “ricos”. En Honduras todavía la gran mayoría de personas utilizan efectivo y los pequeños negocios no aceptan tarjetas. Además, algunas personas confían más en su efectivo a las transacciones electrónicas. Entonces comprar pan, tamales, el transporte y otros solo se hace en efectivo.

Si tu enemigo es el efectivo, trata de llevar solo lo necesario para no gastar todo de una sola vez.

6. Tú mismo

Cuando autosaboteas tu propia vida financiera es probable que seas el peor enemigo para tu bolsillo. Nos cuesta tomar responsabilidad de nuestros actos y terminamos culpando todo y a todos (el país, la moneda, el gobierno, el trabajo, el jefe o la familia).

Para cambiar esto debes asumir tu responsabilidad, inicia a pagar a tiempo, haz un presupuesto, elimina gastos innecesarios y empieza a cambiar poco tus hábitos poco a poco.

7. La falta de disciplina

Sin disciplina, es muy difícil construir riqueza. De hecho, es imposible alcanzarla si gastas más de lo que ganas, como lo hemos hablado. Así no funcionan la economía. Debemos, por lo tanto, prevenirnos contra los gastos exagerados e identificar las situaciones o cosas en las que no podemos tener disciplina.

8. Los lujos

Comprarte un vehiculo muy caro, joyas, ropa de marca, viajes costosos por compararte con otros puede robarte mucho dinero. La vanidad y la presión social puede acabar con el bienestar financiero y la tranquilidad. Comienza a tener confianza en ti mismo, no te compares ni caigas en la presión de otros.

9. Las deudas

Por supuesto, no toda la deuda es mala. Una hipoteca razonable en una casa que nos convenga puede estar muy bien, pero una excesivamente grande, puede ser el mayor enemigo. Endeudarte cada mes para cubrir gastos es un enorme error, pues trabajaras solo para otros. Comienza a poner al día tus deudas y evita por un tiempo para tener un balance.

10. No tener un presupuesto.

Tener un registro de tus gastos es una clave fundamental para poner en orden tus finanzas personales y evitar deudas. Para crear un presupuesto personal es necesario que anotes todos tus ingresos (lo que ganas) y todos tus gastos (la renta, el transporte, la comida, los servicios y demás) del mes.

Cuando sabes en qué estás gastando, es más fácil identificar oportunidades de ahorro. De lo contrario será tu peor enemigo. Para alcanzar el estatus financiero que deseas debes planear y administrar bien tu vida. Debes ser proactivo para llegar al éxito por tu bienestar financiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *