Esto debes saber a la hora de comprar tu carro

Central de Riesgo
octubre 26, 2020
PREPARÁNDONOS PARA LOS GASTOS DE FIN DE AÑO CON ALI KAFIE
noviembre 5, 2020

Esto debes saber a la hora de comprar tu carro

¿Quieres comprar un vehículo?

Puede que estés confundido o nervioso, pero más que nada debes estar ¡emocionado! Para tener más confianza en que harás una buena compra, antes de tomar la decisión toma en cuenta algunos detalles que pueden hacer la diferencia.

Si buscas comprar un vehículo de calidad y a la vez ahorrar, estos consejos serán de utilidad:

1. Identifica tus necesidades. Es necesario saber qué es lo que se necesita porque un auto, más allá de lo estético o moderno que pueda ser, es finalmente una herramienta para mejorar su calidad de vida. Recomiendo que opten por vehículos funcionales y prácticos, que se acoplen a su estilo de vida. Por ejemplo, si solo es para ir a la oficina no compre uno grande que es para trabajo que funciona perfecto pero para un negocio.

2. Piensa a largo plazo. Los autos no son bienes desechables, por ello su elección debe ser a largo plazo.

3. Analiza las finanzas. Sin duda parte fundamental ya sea si compra su auto de contado o financiado, es importante que considere que el valor de la cuota debe estar al alcanza de tus posibilidades.

4. Toma en cuenta los gastos. Cuando se piensa en subirse a un auto propio también se debe pensar en los gastos adicionales que se deben incorporar al presupuesto mensual: combustible, mantenimiento, mejoras, matrícula y reparaciones.

5. Define la cuota. 6Normalmente se recomienda una cuota mensual que no supere el 15% o máximo un 20% del ingreso que se tiene. Si una persona tiene un ingreso de 50,000 lempiras podría pagar una cuota de hasta 7,500, por ejemplo.

6. Cotiza y analiza varias opciones. Para tomar la mejor decisión debes ver todas las opciones en el mercado, darse tiempo para mirar, visitar puntos de venta y cotizar.

7. Asesórate con un experto. Si no eres un experto en autos entonces consulta con uno que conozca sobre vehículos para que te pueda recomendar uno que sea de calidad y buen precio.

8. Elije bien. Comprar un vehículo es una decisión importante aunque a menudo no se analiza con la seriedad que se requiere. Para evitar decepciones y un impacto en el bolsillo es necesario elegir un carro de una marca que se conozca, que no sea complicado encontrar los repuestos y que se pueda pagar.

9. Decide si lo quieres nuevo o usado. Para eso debes analizar las ventajas y desventajas que tiene cada una de las opciones.

¿Lo compro nuevo?

Ventajas:

La garantía. En caso de cualquier desperfecto, la agencia da la garantía de reparación.

Poco mantenimiento. Al ser nuevo no requiere tanto mantenimiento y eso se convierte en ahorro.

Mejor tecnología. Si es nuevo tiene los últimos avances tecnológicos en materia de seguridad y consumo de combustible, entre otros

.
Desventajas:

Alto precio. En general se paga un precio muy alto solo por ser nuevo. Si se financia las cuotas son altas.

Depreciación. Esta es la mayor desventaja, ya que una vez sacado de la agencia se pierde mucho valor. Después de tres años pierden el 40% del precio inicial.

Gastos más altos. El seguro, el mantenimiento y la tasa de matrícula anual son gastos más altos para un carro nuevo.

¿Lo compro usado?

Ventajas:

El precio es más bajo. Es el principal atractivo.

Menos depreciación. Al ser usado

Gastos menos costos. El seguro y los pagos de impuestos son relativamente más bajos.

• Más probabilidades de negociar el precio.

Desventajas:

Posibles fallas. Dependiendo los años de antigüedad, las probabilidades de que sufra una avería aumentan considerablemente.

Falta de garantía. Al comprarlo usado no tiene garantía de compra como uno que sea nuevo.

Menos confiabilidad. El vendedor tiene más conocimiento que el comprador sobre el auto. Para asegurarse lo recomendable es que lo revise un experto.

10. ¿Cómo financiarlo? Una vez que has decido o tienes una idea de qué vehículo quieres, lo siguiente debe ser definir cómo pagarlo y en qué plazo, este último se recomienda que sea máximo cinco año y preferiblemente menos. Las opciones:

Préstamo bancario. Una de las mejores opciones y más usadas es solicitar un préstamo personal o, incluso un “préstamo para vehículo”, un tipo de préstamo especialmente diseñado para estos casos. Con esta opción, conseguirás un tipo de interés mucho más amigable y podrás estructurar la financiación de una forma más personalizada.

Crédito con el concesionario. Financiar la compra del vehículo que ofrece el concesionario suele ser la opción más directa y rápida, pero no por ello tiene que ser la más recomendable. En el pasado, este tipo de financiación contaba con las peores condiciones (tipos de interés y plazos), pero ahora las condiciones han mejorado sustancialmente.

Con Leasing o arrendamiento. Esta opción es muy atractivas si eres un trabajador por cuenta propia o un empresario. Con el leasing es otra modalidad de alquiler con opción a compra al final y, además, permite financiar el 100% de la operación.

Entre ahorro y préstamo. Tener ahorros ayuda a pagar menos por tu vehiculo, ya que si tienes el 30% o la mitad del monto que necesitas puedes quedarte pagando una cuota mucho más baja o pagarlo en menos tiempo que si lo financias en la totalidad.

Sigue estos consejos y lograrás tomar la mejor decisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *