Lo que debes saber antes de tener una tarjeta de crédito
marzo 22, 2022
Ali Kafie, la consejera financiera de TikTok: “Estoy clara que esto es algo que Dios puso en mi camino”
septiembre 22, 2022
Show all

Cómo prepararse para una recesión

Recesión

Solo escuchar esa palabra nos puede hacer entrar en pánico y correr al banco. Con una inflación increíblemente alta, la gasolina súper casi a 150 lempiras y las tasas de interés en aumento, probablemente haya escuchado rumores de que se avecina una recesión económica.

Entonces, ¿Se avecina una recesión? Y si es así, ¿Cómo te preparas para una recesión?

La Oficina Nacional de Investigación Económica dice que ocurre una recesión cuando hay una "disminución significativa en la actividad económica que se extiende por toda la economía y dura más de unos pocos meses".

El crecimiento económico se mide por el PIB (producto interno bruto), que es el valor total de todos los bienes y servicios fabricados y producidos por la economía. Normalmente, el PIB crece poco a poco. La recesión es solo una gran palabra para describir cuando el PIB es negativo durante dos trimestres o, en otras palabras, el PIB deja de crecer durante seis meses.

¿Entraremos en una recesión?

Las recesiones son como tornados. Es difícil predecir cuándo golpeará y cuánto daño causarán. Pero en lugar de árboles caídos y casas destrozadas, el daño de una recesión generalmente se ve así: empleos perdidos, un mercado de valores en quiebra y negocios en bancarrota.

Las recesiones son una parte natural de la economía, por lo que es un hecho que las tendremos de vez en cuando. En Estados Unidos ha habido 12 recesiones desde la Segunda Guerra Mundial, y la duración promedio de cada una fue de aproximadamente 10 meses.

Debido a estos ciclos dentro de la economía, es muy importante prepararse para una recesión económica. A continuación, te comparto unos pasos de cómo prepararte, ya que estamos actualmente entrando en una y todos sufriremos los efectos.

Cómo prepararte para una recesión si tienes deudas:

Si tienes un trabajo estable en este momento, sigue trabajando en tu “bola de nieve” de la deuda y pagando más de tu deuda tal como lo ha estado haciendo. Estar libre de deudas te dará una abrumadora sensación de libertad y paz. Y cuando no estés gastando la mayor parte de tu cheque de pago en el pago de deudas, cosas como precios más altos en los comestibles, no te harán tanto daño.

Si está sin trabajo o tiene una posible pérdida de trabajo en el horizonte, continua y detén tu bola de nieve de deuda, ya que debes asegurarte de cubrir tus cuatro paredes primero, es decir, alimentos, servicios públicos, vivienda y transporte, y acumular algo de efectivo. Deja de hacer pagos adicionales para tu deuda, pero continúa haciendo los pagos mínimos si tus cuatro paredes están cubiertas (para que tu deuda no entre en incumplimiento). Lo más importante es cuidarte a ti y a tu familia.

Y recuerde, no importa cuán asustado te sientas, si pierdes tu trabajo, no te endeudes más. Ya estás en una mala racha, y las deudas sólo empeorarán las cosas y te dejarán en un apuro en el futuro. La deuda es una tontería, incluso cuando has perdido un trabajo, incluso cuando tienes miedo e incluso en una recesión.

Cómo prepararte para una recesión si estás ahorrando

¡Sigue ahorrando! Tener un fondo de emergencia nunca es una mala idea. Piénselo de esta manera: si ocurriera una recesión, podrías estar tranquilo sabiendo que tienes tu fondo de emergencia en su lugar. Tu fondo de emergencia es el amortiguador que necesitas tener todo el tiempo, no únicamente cuando se habla de una recesión.

Pon tu propia economía personal en orden, no esperes a que llegue una recesión para poner tu dinero en orden. Sé intencional acerca de cómo manejas tu dinero ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.