Los principales errores de nuestras finanzas en pareja

Las típicas excusas que te impiden ahorrar
junio 22, 2020
Lo que no sabías sobre el alivio de deudas
julio 3, 2020

Los principales errores de nuestras finanzas en pareja

¿Cómo solventarlos para mejorar nuestras finanzas en el matrimonio?

  • Lo que Dios unió que no lo separe el dinero

El ¨felices para siempre¨ puede durar hasta la primera pelea por dinero o cuando, sin darse cuenta, la pareja está en serios problemas financieros dentro de su matrimonio.

La mayoría de parejas discuten mucho sobre el dinero, pero no llegan a resolver el problema y eso lleva a que 2 de cada 3 parejas se divorcien por esta razón.

Para hacerle frente a este serio problema de finanzas y de familia yo reitero esta frase:

¨Que tus finanzas NO acaben con tú matrimonio¨

En definitiva no hay una fórmula mágica para que las parejas manejen sus finanzas, pero lo primero es reconocer los errores que cometen y trabajar duro para buscar soluciones a la mala administración en el hogar. Como les he dicho en los webinar y en mis redes ¨Tu hogar es una empresa y como tal debes administrarla¨.

  • No tener un presupuesto en común: Este error es muy común, pero hay que partir de que en el matrimonio el dinero ya no es mío o tuyo, es nuestro. Tienen que eliminar la idea de lo tuyo es tuyo lo mío es mío.

Ahora deben comenzar cómo pareja a definir un presupuesto sobre las prioridades que cubrirán con su dinero; cuánto gastar, cuánto ahorrar, cuánto endeudarse. Cuando trabajan juntos por su bienestar financiero tendrán más unidad en el matrimonio.

  • No tener objetivos en común: Si no están caminando en la misma dirección, si no tienen los mismos objetivos, la motivación para manejar el dinero va a ser diferente.

Los objetivos comunes, como una nueva vivienda, un vehículo o un esperado viaje pueden ayudar a los dos a tener un mejor comportamiento con el dinero y apegarse al presupuesto.

  • Las infidelidades financieras: Este es un error que puede destruir un matrominio, un hogar, aunque no se le tome tan en serio. Puede ser ocultar gastos, deudas o dinero y no decir la verdad de los ingresos. En el día a día siempre habrá pequeñas infidelidades, pero el problema es cuando si eligen los caprichos en lugar de mantener el objetivo que habían definido juntos. Ahí intenta ocultar el gasto y la situación solamente empeora.

Lo ideal en esas situaciones es que los dos siempre tengan los objetivos en mente y separen una parte cada uno justamente para satisfacer pequeños caprichos y que no poner en riesgo los objetivos financieros acordados en pareja.

  • No pensar en los imprevistos:Es un error que puede salir caro. Nunca se sabe cuando una enfermedad, un despido o la avería de un vehículo pueden pasar y eso puede desbalancear todas la metas de la família, aún más si tienen hijos.

Es fundamental el ahorro o que tengan un fondo de emergencia suficiente para cubrir los imprevistos. Con una buena planeación financiera podrán hacerlo sin grandes problemas.

  • Mentir sobre el dinero que ganan lo que deben: Cuando empiezan la vida de dos, lo mejor es olvidarse de todo lo que pasó antes pues ahora empiezan juntos y desde cero.

Para otros aspectos de la vida funciona, pero para el financiero no. Aquí los dos deben ser completamente transparentes respecto al dinero que gana cada uno y de cualquier compromiso contraído con bancos, instituciones, amigos o familiares.

  • Darle el control del dinero a uno solo: Muchas parejas deciden que solamente uno de los dos se quede responsable de los pagos, inversión y ahorro.

Las decisiones en cuanto al destino del dinero deben ser consensuadas por ambos y no debe asumir uno solo el control de la situación. Así, la responsabilidad es igual para los dos: cuando las cosas salen bien o cuando sale mal.

  • Hacer la planificación financiera solo una vez: Después de mucho hablar, finalmente han hecho el presupuesto, definieron las metas y listo. Nunca más lo volvieron a revisar.

Así como todas las cosas de la vida, las finanzas también cambian. Lo que recomiendo es que hagan una revisión y ajuste al menos una vez cada mes. Así pueden quedarse motivados porque cada día están más cerca de sus objetivos y pueden ir ajustando el presupuesto de acuerdo con las nuevas circunstancias.

  • Dividir todo en 50/50: Al principio parece la dirección más sencilla y lógica para tratar de las finanzas de la pareja. Si las ganancias de los dos sonsimilares puede ser un buen arreglo, si no, eso puede ser una injusticia para quien gane menos.

Por esta razón también, es muy importante que tanto los gastos como los ingresos sean del conocimiento de los dos una vez que una división 60/40 o 70/30 sea la más justa para los dos y elimine así cualquier resentimiento.

Hoy más que nunca, en medio de esta pandemia por el Covid-19, es urgente poner en orden las finanzas en el hogar y es buen momento para ser más estrictos y ponerse metas financieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *