Las típicas excusas que te impiden ahorrar

¿Cómo ser productivo trabajando en casa?
junio 12, 2020
Los principales errores de nuestras finanzas en pareja
junio 29, 2020

Las típicas excusas que te impiden ahorrar

Aprende a transformar esas excusas en metas para tener salud financiera y tranquilidad frente a los imprevistos

¿Cuántas veces nos han dicho tienes que ahorrar? Bueno desde niños hasta adultos y aún así sigue siendo un reto para la gran mayoría.

Le echamos la culpa a todo menos a nuestra falta de disciplina. Piénsalo ¡Es el momento de terminar con las excusas y cambiar tus hábitos de ahorro!

Mentaliza esto:

¨Tal vez ahorrar no me hará rico, pero me dará tranquilidad para enfrentar cualquier imprevisto o para comprar lo que deseo¨

Mira las excusas más frecuentes, quizá te identifiques y te ayuden a comenzar tu ahorro.

1. No me ajusta el sueldo


Es de las excusas más frecuentes, pensamos que el salario o ingreso por nuestro trabajo no es suficientemente para ahorrar. Pero, te aseguro que no se trata de la cantidad de dinero que ganas, sino de la cantidad que gastas.

Entonces la solución a esto es buscar la forma de reducir un gasto al menos y ahorra ese dinero o antes de endeudarte aparta un 10% del salario. ¡Te sorprenderá!

2. Tengo demasiados gastos y deudas


Esta excusa es comprensible. Seguramente hay hipotecas, mensualidad escolar los gastos fijos del mes.

Lo primero es recortar de inmediato los gastos innecesarios para destinar aunque sea un poco al ahorro. Pero si la situación económica es complicada y te supera, busca un asesor financiero para hacer un plan de gastos y de ahorro.

3. Es mejor disfrutar ahora, solo se vive una vez


Esta es la excusa del carpe diem, pero solo es una frase trillada y conformista para aquellos que no se atreven a cambiar sus hábitos. Si solo es una vida. ¡vive tranquilo toda tu vida!

Creo que en términos de finanzas tenemos dos vidas, ya que trabajamos hoy para asegurar el mañana. En el hoy podemos estar bien, pero mañana quizá haya imprevistos y emergencias o sueños por cumplir.

4. No me resisto a las ofertas y gangas


¿Quién no se deja seducir por las rebajas? El problema es cuando nos convertimos en adictos a las compras y usamos a discreción la tarjeta de crédito. A final de mes la cuenta es tan alta que no deja ahorrar.

5. No tengo tiempo para ir a depositar


Sí, es verdad que el ritmo de vida actual es muy estresante, pero seamos sinceros, esta excusa ha quedado obsoleta con la llegada de la tecnología.

En la actualidad hay muchas formas de hacer la vida financiera más sencilla, evitar el tráfico o ir a un banco y de paso reducir el estrés. Podemos hacer todo tipo de compras y transferencias desde la computadora y el teléfono celular que pasa siempre en nuestras manos.
Puedes abrir una cuenta únicamente para ahorrar, que sea intocable, y mantener la cuenta de planilla o en la que recibes usualmente los ingresos. Descargar las aplicaciones de cada banco y has la transferencia de forma digital. !Sí funciona!

6. El futuro está lejos


Una de las más habituales. El futuro parece lejano pero ¡el tiempo vuela! La jubilación está más cerca de lo que crees y es muy necesario empezar a ahorrar para disfrutarla. Igual la compra de la casa, los estudios de los hijos o simplemente el viaje o el carro que deseas.

El tiempo y la constancia son las claves para hacer crecer poco a poco nuestros ahorros. Por eso es mejor empezar lo más rápido que puedas.

7. Ya es tarde, soy demasiado mayor.


¡Error! Nunca es demasiado tarde, solo es una excusa tan conformista. Nunca es tarde para que tus ahorros trabajen. Desde luego, la peor opción es no hacer nada.

A cualquier edad tenemos sueños y necesidades que cubrir, por lo que el ahorro es bueno en todo tiempo.

Seguro que te sentiste identificado con una o varias de estas excusas, pero es normal, nos pasa a todos. A hora tienes que despertar, ya no valen las excusas.


Verás que si puedes ahorrar y cumplir tus sueños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *