Estas emociones pueden destruir tus finanzas

Dólares o lempiras ¿En qué moneda me conviene ahorrar?
agosto 24, 2020
Bases del concurso – Itze
septiembre 1, 2020

Estas emociones pueden destruir tus finanzas

¿Sabías que tus emociones pueden ser las responsables de tu situación financiera actual? Te cuento que sí y más de lo que parece. Si las controlas posiblemente tienes salud financiera, pero sino es probable que estés en problemas.

Las emociones condicionan la forma en que gastamos o invertimos nuestro dinero. Para los administradores del hogar controlar las emociones puede significar grandes resultados en el ahorro.

Identifica estas emociones que intervienen en tu toma de decisión sobre el dinero:

1. El Temor. Todos tenemos temor de perder nuestro dinero, sobre todo durante una crisis. El miedo nos hace muy conservadores al invertir o te lleva a gastar más de lo que debes porque llegas al pánico y haces compras por impulso. Ese miedo se puede vencer al aprender sobre finanzas personales o sobre los beneficios de invertir, por ejemplo.

La mayoría de veces los temores están asociados a la falta de conocimientos o información en un área determinada. Mi recomendación es que te capacites o contrata un asesor financiero que pueda responder a tus dudas y te guíe a tomar decisiones más seguras.


2. La envidia.Esta emoción es muy frecuente hoy en día por las apariencias en las redes sociales o la vida actual en general. Si un amigo se compró un carro nuevo y tu compras uno igual, pero no tienes la capacidad, solo quedarás endeudado.

Si deseas los lujos de otros, ese sentimiento te llevará a gastar más dinero de lo que pensabas y terminarás incumpliendo tu presupuesto. Para superar la envidia, fija tus propias metas y escribe todas las cosas por las que estás agradecida, la envidia nos hace ser seres humanos inconformes e inseguros.


3. Arrepentimiento. Estarse lamentando por lo que hiciste o dejaste de hacer es que con facilidad lo podemos utilizar como una excusa para hacernos la víctima y quedarnos paralizados.

Si no hiciste algo o tomaste una mala decisión eso del pasado. Así que es hora de dejar ir el pasado y enfocarte en tomar decisiones correctas sobre tu dinero de hoy en adelante.


4. La depresión. Tus finanzas pueden verse muy afectadas por la depresión, debido a que no estás tomando decisiones conscientes, sino buscando la manera de sentirte mejor. Algunas personas hacen compras en exceso o dejan de pagar las cuentas, lo que le genera intereses que aumentan sus gastos. Otros caen en vicios y con esto no sólo deterioran sus finanzas, sino que también ponen en riesgo sus vidas.

Para vencerla puedes buscar ayuda profesional, pensar en positivo o alejarse de las personas que pueden resultar tóxicas.


5.La vergüenza o comparación. Esta emoción puede dejarte en la quiebra más rápido de lo que te imaginas. El no saber decir No cuando es debes es un alto riesgo porque vas a ir sin rumbo y sin metas fijas.

Salir de compras con amigos que eligen artículos costosos y de inmediato también decides comprar por vergüenza o porque te comparas con ellos o eliges el plato más caro en una cena. Puedes gastar hasta en lo que no utilizarás. Recomiendo imponerte límites para decir no y vencer esta emoción. No pasa nada cuando dices NO.


6. Sentimientos de culpa. Hay muchos padres que por sentir culpa gastan mucho dinero en sus hijos, pero no es la solución. Otras personas han progresado económicamente y otros miembros de su familia no lo han hecho, se puede desarrollar un sentimiento de culpa como si no merecieras lo que tienes porque los demás no lo han logrado. Los efectos de la culpa se traducen en querer resolver la vida de todos, pero no puedes ni debes hacerlo. Pagaste el precio y por eso lograste el éxito, así que puedes disfrutar de tu dinero sin sentir culpa.


7. Exceso de confianza. El exceso de confianza puede hacer un terrible daño a tus finanzas. Cuando minimizas el impacto que puede tener una decisión en tus finanzas, los resultados pueden destruir tus finanzas. Si no eres capaz de afrontar las obligaciones o gastos al final del mes es un indicador de que tus finanzas están tomando un rumbo equivocado.


Hay que poner los pies sobre la tierra y enfrentes la realidad de tus finanzas.
Una vez que identifiques estas emociones podrás tomar mejores decisiones financieras.

Controlar las emociones no es una tarea fácil, sin embargo cuando se logra puedes tener bienestar financiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *